Tauroescuela Manchega cumple un año

BEA DE LA CÁMARA

Dentro de los límites que marca la distancia en el mapa, TauroEscuela Manchega se ha forjado en lugares como La Venta del Batán, cuando se podía, o la Finca El Duende, en Mocejón (Toledo). Con sede en Almagro (Ciudad Real), esta escuela de recortadores comenzó su andadura hace ya un año y hemos querido conocer las impresiones de sus profesores y sus alumnos. Miriam García ‘La Santiagüita’ y Óscar Hilario están al frente de la escuela. «Haber creado con nuestra escuela nuestra gran familia, esa que te da el toro», comentan.

Los dos profesores tienen una amplia experiencia en el mundo del recorte. Se conocieron allí, en los concursos, compitiendo. Para Óscar, el objetivo conseguido ha sido el de «haber inculcado el valor y afición al toro» en la medida de lo que «puede». ¿Su meta? «Seguir poder enseñando y ver como cada uno de nuestros chicos va superándose», detalla. Aún le quedan metas por conseguir, como explica. Una de ellas, el quere aprender «a saltar a la garrocha», así como seguir disfrutando «con todos vosotros» [en referencia a sus alumnos].

«Mi objetivo es conseguir que la juventud pueda mirar y admirar el mundo del toro no sólo a través de una visión general, también a través de los ojos de una mujer en un mundo de hombre», comenta Miriam García, «conseguir ese respeto y esa admiración es lo más grande de mis chicos». Entre las metas por conseguir de ‘La Santiagüita’ está la de ver a sus chicos como «cumplen todos sus sueños» y «verlos sonreír de este bonito mundo» a su lado. «Os quiero», finaliza.

Miriam García ‘La Santiagüita’ es una de las profesoras de la escuela | Foto: Aitana Vacas

De todos los colores, lugares y variedades del toreo son sus alumnos. Uno de ellos es Sergio, alumno de toreo. «Mis objetivos conseguidos es la de tener la oportunidad de torear en un año tan difícil», comenta. En su mente está la de poder ser algo en el mundo del toro. Rubén Rubio es otro alumno. En este caso, recortador. «Aprender sobre el toro, ya que cada día aprendes algo nuevo de este precioso mundo», comenta sobre su objetivo conseguido. ¿Y por conseguir? «Quebrar, salto a la garrocha y recortar», explica, «pero, sobre todo, disfrutar de este animal de la mano de maestros y compañeros».

«Mi objetivo es conseguir que la juventud pueda mirar y admirar el mundo del toro no sólo a través de una visión general, también a través de los ojos de una mujer en un mundo de hombre»

Miriam García «La Santiagüita

Adrián Ayllón, más conocido como Mallico, viene de ganar un concurso de jóvenes promesas en Mocejón. «El conocimiento sobre el toro, terrenos, carácter y el poder superarme día a día», comenta sobre sus objetivos conseguidos. Respecto a lo que le queda por conseguir es «seguir aprendiendo del toro» y poder continuar «compartiendo momentos y plazas» con sus maestros y compañeros. David Periquillo ha aprendido a «recortar, a saltar y aprender cosas sobre el toro». Por conseguir le queda «aprender a hacer el salto del ángel y el reverso», explica.

La escuela ha estado presente en Batán. Aquí, Adrián Ayllón ‘Mallico’, con una vaca | Foto: Tauro García

Aprender «sobre el toro» y disfrutar cada día del animal «junto» a sus compañeros y maestros son los objetivos conseguidos por Christian Sanz. Le queda por conseguir «compartir plazas» en concurso o exhibición con maestros y compañeros, además de «seguir aprendiendo». Otro Sanz, aunque en este caso llamado Fran, comenta que entre sus objetivos conseguidos está la de «aprender sobre el mundo del toro», tanto de «manera práctica como de manera teórica». «Disfrutar cada entrenamiento y cada vez que me he puesto delante de un animal», dice. Aún por conseguir la meta de «seguir aprendiendo y disfrutar de esta pasión y de este mundo junto con toda la familia de TauroEscuela», explica.

TauroEscuela Manchega ha estado presente en Batán durante el pasado invierno realizando varias exhibiciones

Adrián Molina ha conseguido «perfeccionar los quiebros y recortes». «Cañero», como se conoce en este mundillo, trata de «seguir aprendiendo» y busca «conseguir hacer saltos y poder llegar lejos en este mundo bravo», comenta. Por último, y no por ello menos importante, pues es la única chica del grupo de alumnos. Lydia Novoa tiene entre sus objetivos conseguidos «el haber aprendido» sobre este mundo y el «haber empezado a quebrar», comenta.

Lydia Novoa es la única alumna de la escuela | Foto: Autor Desconocido

Todo esto ha conseguido una pareja de recortadores con el ánimo de enseñar todo lo que llevan dentro: Valor, torería y, sobre todo, amor por el toro bravo. Desde Revista TauroMadrid desearles un feliz aniversario y el que puedan seguir enseñando por mucho más tiempo, además de ver a los protagonistas que aparecen en estas líneas llegar lo más lejos posible. ¡Larga vida a TauroEscuela Manchega!

ANUNCIO

PREVENTA CALENDARIOS 2021

[2×1] Calendario de pared + calendario de bolsillo RESERVA EL CALENDARIO TAURINO DE TAUROMADRID Y TE REGALAMOS EL CALENDARIO DE BOLSILLO *Gastos de envío incluidos Más información en: revistatauromadrid@gmail.com

11,50 €

Haz clic aquí para comprar.
Óscar Hilario con el Cebada Gago en Sanse | Foto: Sergio Lozano
Foto: Edu Gaitán
Foto: Edu Gaitán
ANUNCIO
¡HAZTE SOCIO!
5
  • Cuota anual con regalo
  • Pulsera
¡HAZTE SOCIO!
10
  • Cuota anual con regalo
  • Pulsera
  • Fotografía 10×15
¡HAZTE SOCIO!
15
  • Cuota anual con regalo
  • Pulsera
  • Fotografía 20×30
¡HAZTE SOCIO!
20
  • Cuota anual con regalo
  • Pulsera
  • Camiseta
‘La Santiagüita’ en un quiebro de rodillas de espalda en la plaza de Guadarrama | Foto: Kmara David
Foto: Edu Gaitán
Imagen: Aitana Vacas
Tu apoyo es muy importante. Hazte socio desde 5€/año aprovechando la promoción del primer año. Puedes hacerlo pinchando aquí