Oreja para Octavio Chacón ante una seria corrida de Victorino Martín

Alejandro Sánchez

La seriedad imperó en el coso de La Ribera. Sin duda alguna, la corrida de toros de la temporada en cuanto a presentación. De eso no hay duda. Victorino Martín no defraudó con el envío que llegó a Logroño para, lo que parece ser, la última corrida de la Gira de Reconstrucción hasta que los dos festejos aplazados encuentren ubicación en el calendario, y tal vez, en el mapa. Astifinos, serios, cornalones y ovacionados de salida los cuatro. De comportamiento similar, faltó que todos explotasen un poco más. Octavio Chacón cortó una oreja del tercero merced a una buena estocada. Rubén Pinar trató de confirmar lo visto meses atrás en Villanueva del Arzobispo. La espada no estuvo certera para él.

Octavio Chacón rescata pasajes de otra época con esa faceta única de lidiador. Correcto en todo momento y atento. En sus dos toros cuidó y mimó el tercio de varas con la importancia que esta merece. Prueba de ello fue el tercer toro, dejándolo en los medios. Una pena que el animal no se lanzara. Con la muleta, tanto en el primero como en el tercero fue similar. Midiendo al animal, buscando el temple. En el primero, le faltó fuerza al ejemplar para aguantar. Con el tercero, algo mejor. La estocada certera en el tercero le fue merecedora de una oreja.

Rubén Pinar se presentó en Logroño después de aquella actuación en Villanueva del Arzobispo que tanto dio que hablar. De nuevo, con los Victorinos. La faena con el segundo, que hizo una buena pelea en varas (tónica general de la tarde, se disfrutó en esta faceta aunque los varilargueros no estuvieran acertados), no tuvo la transmisión que se esperaba y no caló en los tendidos. Se atragantó con la espada. Con el que cerró la Gira de Reconstrucción vimos un sensacional tercio de banderillas, desmonterándose Ángel Otero tras dos buenos pares. Tiene recorrido y se gusta con la muleta. Hay transmisión, aunque va a menos con el aumento de la faena. Dos pinchazos y un descabello cierran el paso del albaceteño por la capital riojana. Se va silenciado en sus dos toros, aunque dejó pequeños matices en sus dos lidias.

Se cierra así un capítulo nuevo en la tauromaquia moderna, con ese paso adelante de tanto la Fundación Toro de Lidia como de los toreros que han actuado para ofrecernos estos espectáculos, con buen sabor de boca en la mayoría, aunque en otros carentes de interés. El siguiente paso, para el 2021, debería ser olvidarse de giras y demás milongas para volver a la acción y que las ferias grandes se adapten, como lo está haciendo la ciudadanía, en tiempos de pandemia. Esa será la gran Gira de Reconstrucción del próximo año.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Logroño (La Rioja). Toros de Victorino Martín.

Octavio Chacón: Ovación tras aviso y oreja.

Rubén Pinar: Silencio tras aviso y silencio.

Imagen: Plaza de Toros de Logroño (@TorosenLogroño en Twitter)
Tu apoyo es muy importante. Hazte socio desde 5€/año aprovechando la promoción del primer año. Puedes hacerlo pinchando aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *