Novillo a novillo desde Añover de Tajo (Toledo)

Se lidian novillos de San Isidro para Montero, Rubén Fernández y Leandro Gutiérrez, que debuta con picadores

1° novillo: «Cacereño», de San Isidro. Ovacionado de salida. Desarrolla sentido durante la lidia, emplazado en la puerta de toriles. Mala lidia tanto en varas como en banderillas. Con la muleta, disposición de Montero ante un manso toro. Excedido en tiempo, demasiada faena para el novillo. Pincha dos veces y mete una estocada caída. Ovación.

2° novillo: «Difusor», de San Isidro. A porta gayola lo recibe el argandeño Fernández, para después pasar a tres largas cambiadas de rodillas. Las lidias son mejorables, los novillos se hacen dueños. Mal en banderillas. Se le ve con ganas, tiene condiciones el animal, mucho trasteo. Para matar lo pasa mal, cuatro pinchazos y una media antes de dos descabellos. Ovacionado el novillo en el arrastre y división de opiniones con tímidas palmas.

3° novillo: «Palmero», de San Isidro. Bajito este novillo. Debuta con picadores Leandro Gutiérrez. Al igual que el resto de las lidias, muy mejorables. Tercio de quites de Montero con réplica del debutante. El novillo apenas tenía fijeza, Leandro lo intenta y saca detalles. Palmas.

4° novillo: «Jinete», de San Isidro. Abierto de cara este cuarto. Comienza bien Montero luciendo el animal en el caballo. Sorprende en banderillas, colocando él un buen par con poderío. En la muleta comienza muy bien por el derecho, aunque por el izquierdo hay muchos enganchones. Bajonazo. Ovacionado el toro en el arrastre. Silencio para Montero.

5° novillo: «Taquillero», de San Isidro. Un colorado abierto de cara. Con condición. Las lidias, en la línea de toda la tarde. Picado en mal sitio. Buenos retazos de Fernández, alarga en exceso la faena, el novillo va a menos. Pasa un sainete con la espada y un bajonazo. Silencio.

6° novillo: «Fogata», de San Isidro. El toro de la «Jota» vuelve a levantar la tarde como ayer. Sensacional Leandro Gutiérrez ante un imponente novillo. Buen tercio de banderillas. Lo mejor de la tarde. Al igual que con la muleta, le sorprende dos veces y se rehace, toreando con gusto y sacando lo mejor de la tarde. La estocada cae un pelín, pero suficiente para que llegue la petición. Dos orejas en este notable debut de Leandro Gutiérrez con picadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *