Muchos toreros para tan pocos toros

Chechu González

En el día del santo Patrón mejoró la taquilla, pero muy por debajo de lo esperado

Sigue nuestro canal de Telegram, donde subimos todas las noticias para que estés al tanto de toda la actualidad taurina: https://t.me/revtauromadrid

¡HAZTE SOCIO PARA QUE PODAMOS SEGUIR HACIENDO CONTENIDO! Si consideras que realizamos una labor importante defendiendo y difundiendo la tauromaquia, considera apoyarnos para que realicemos el mejor contenido posible. Puedes hacerlo aquí: ¡Hazte socio/a!


Tercera de feria, toros de Alcurrucén para los diestros El Juli, Manzanares y Paco Ureña.

La corrida en general fue muy deslucida, falta de casta
El Juli estuvo muy por encima de su lote, en el primero consiguió sacar una faena buena pero falló en el momento clave, la espada. Volvió a ser El Juli que todo el mundo deseaba, arrimándose, disfrutando el toreo pero a la hora de matar sigue haciendo lo mismo: matando a mucha distancia. En el segundo de su lote, le tocó un toro descastado. Sin definirse por ningún pitón consiguió enseñarle a embestir o que al menos tomara la muleta sacándole pases y tandas bastante buenas. Pero como en su primero falló con los aceros haciéndole perder el triunfo que tanto se ganó. Ovacionado en los dos toros y con mucho mérito.

El diestro José María Manzanares en su primero astado le tocó un toro difícil. Un toro que iba con la cabeza alta y le buscaba el pecho, se daba la vuelta rápido y en una de ellas prendio por los aires al diestro que por fortuna no lo empitonó. Le sacó pases variados a lo poco que se dejó. Infalible con el acero. El segundo de su lote, otro toro difícil y rajado, igual que su hermana cabeza alta, sin raza, sin bravura. Poco pudo hacer el diestro Jose María Manzanares… Falló con los aceros, pero le sirvió para llevarse la ovación del público asistente.

El diestro Paco Ureña se llevó la peor suerte en su lote. Los dos astados fueron deslucidos, carentes de raza y bravura. En su primer toro consiguió sacarle algún que otro muletazo pero sin llegar a calar en los tendidos. Descabelló pero se llevó la ovación. En el segundo de su lote y último toro del día, fue el peor toro sin duda alguna, salió parado, sin fijeza alguna y marcando su querencia desde el minuto uno, un toro que cada vez que podía se escapaba a tablas. El diestro Paco Ureña se tiró más detrás del astado que delante…

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Palacio Vistalegre (Madrid). Toros de Alcurrucén.

Julián López ‘El Juli’: Ovación y ovación.

José María Manzanares: Ovación y ovación.

Paco Ureña: Ovación y ovación.

Foto de portada: Chechu González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *