Merecido triunfo del mexicano Isaac Fonseca

Carlos de San Lázaro Campos
Sigue nuestro canal de Telegram, donde subimos todas las noticias para que estés al tanto de toda la actualidad taurina: https://t.me/revtauromadrid

¡HAZTE SOCIO PARA QUE PODAMOS SEGUIR HACIENDO CONTENIDO! Si consideras que realizamos una labor importante defendiendo y difundiendo la tauromaquia, considera apoyarnos para que realicemos el mejor contenido posible. Puedes hacerlo aquí: ¡Hazte socio/a!


El Circuito de Madrid llegó a su fin después de casi dos meses intensos con nueve novilladas a lo largo de la región. Tres finalistas para medirse en la exigente plaza de Cadalso de los Vidrios, donde cada mes de septiembre tiene lugar la celebración del Racimo de Oro para los novilleros más preparados del escalafón. Se lidian ejemplares de D. Ángel Luis Peña y Los Eulogios, buenos en general.

Desde el primer instante que sale su novillo se intuye que en la mente de Isaac Fonseca sólo hay sitio para el triunfo. El mexicano está entregado en toda la faena y es que su novillo aunque se le cuela con bastante fijeza y le da más de un susto, en el embroque Fonseca lo da todo. Gusta con el capote en adornos muy elegantes como afarolados, chicuelinas y gaoneras. De primeras ya recibe su primer aviso recibiendo un duro golpe en el labio al que vemos sangrar. El novillo toma una vara tras arrancarse de forma espectacular metiendo los riñones y haciendo rotar al caballo con una potente embestida formando un semicírculo. Con la muleta se entrega el mexicano con un toreo de quietud a pies juntos, con armoniosos molinetes y pases a mano derecha entrando de modo excelente su novillo por ese lado. Algún susto se lleva pero sin importancia y es que su noble novillo tiene bastante fijeza. En suerte suprema intenta a suerte contraria pero no acierta. En el segundo intento si clava el estoque bien adentro y obtiene una oreja.

En su segundo la entrega del mexicano es máxima regalando bonitos quites por saltilleras y gaonera. Con la muleta rodilla en tierra liga alegres muletazos con molinete incluido. Logra poner al público en pié sobretodo a la hora de matar que acierta con una gran estocada con fuerte petición de oreja ,insiste el respetable y la presidencia otorga las dos. El cuarto novillo por nombre «Repudiado» y de la ganadería de Los Eulogios tenía ritmo en la embestida saliendo bien bravo y encastado. Sufrió volteretas, se recompuso con mucho valor, se partió el labio que vimos sangrar, todo esto unido a su ímpetu por querer ser torero obtuvo dos orejas.

Jesús García no estuvo afortunado en toda la tarde y en sus dos novillos no pasó de vuelta al ruedo tras un aviso y una ovación con saludos en su segundo. Lo mejor de sus dos faenas fueron sus novillos, sin duda.

El segundo del festejo, por nombre «Garrotillo» , de Los Eulogios, fue un utrero bastante exigente. García lo toreo bajando la mano y tratando de dominar a su oponente. Estuvo suficiente con vistosas manoletinas. A la hora de matar falla y en el segundo intento acierta. A su segundo novillo lo recibe a la verónica en compases rápidos y con intensidad. Se aprecia sin lugar a dudas esos detalles aprendidos en la Escuela Taurina de Arganda, la Fundación El Juli, cuando ejecuta esas «lopecinas» y «serpentinas» con garbo. Su novillo embiste, humilla pero sin culminar ya que por momentos se queda rezagado al embroque.

Álvaro Burdiel nos deleitó con una faena en su primero cargada de torería. Con garbo, despaciosidad, toreo con poso y torero de valentía y «pellizco». Recibe a su primer novillo de rodilla en tierra llevándolo hacia los medios. Nota de color sobrado de valentía y por momentos pinceladas de toreo con sabor añejo. Tras dos intentos metió la espada con una estocada limpia y en el sitio, su oponente dobló rápido y sin puntilla, recibió oreja, el público pidió la segunda.

En su segundo, sexto y último, el novillo salió con muchos pies. Un utrero exigente y con muy buena nota. Con la muleta vimos una faena muy intensa cargada de peligro el la que justo vimos en una de esas cabezadas alcanzó la taleguilla sin apreciarse más que el susto y claro aviso de que el novillo lo pondrá muy difícil. Se tiró a matar más con el corazón que con la cabeza ya que aunque sobrado de valentía y clase necesita pulir algo tan importante como es el acierto en la suerte suprema. Falla de primeras pero a la segunda clava la espada hasta la empuñadura, recibiendo su segunda oreja del festejo.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Cadalso de los Vidrios (Madrid). Novillos de D. Ángel Luis Peña y Los Eulogios.

Isaac Fonseca: Oreja y dos orejas.

Jesús García: Vuelta al ruedo tras aviso y ovación.

Álvaro Burdiel: Oreja y oreja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *