Matar o morir

Chechu González

Tarde accidentada en un coso que presentó aspecto de tarde grande

Sigue nuestro canal de Telegram, donde subimos todas las noticias para que estés al tanto de toda la actualidad taurina: https://t.me/revtauromadrid

¡HAZTE SOCIO PARA QUE PODAMOS SEGUIR HACIENDO CONTENIDO! Si consideras que realizamos una labor importante defendiendo y difundiendo la tauromaquia, considera apoyarnos para que realicemos el mejor contenido posible. Puedes hacerlo aquí: ¡Hazte socio/a!


Séptima de este particular San Isidro en el coso carabanchelero. Hoy había un cartel muy jugoso para el espectador, así se noto en las gradas. Dos figuras del toreo en lucha por el trono. Dos toreros totalmente distintos el uno del otro, tuvimos un adelanto en Córdoba pero Madrid es Madrid, aunque estemos en Vistalegre, plaza de segunda categoría. Hoy era todo a matar o morir, y ambos sacaron toda la artillería en el primero con un «duelo» de quites. Sin apenas haber entrado en calor una espectacular cogida al banderillero Juan José Domínguez dejó Vistalegre frío, tanto que al diestro Roca Rey le costó que entráramos en faena, pero lo consiguió ante un deslucido toro de Vegahermosa, le sometió para sacarle lo poco que tenía, hubo petición pero el presidente se mantuvo firme, una postura correcta.

Con el susto todavía en el cuerpo fue el turno de Pablo Aguado, buenos capotazos de recibo al toro y un buen quite provocado por Roca Rey, ya con la muleta en la mano pases por alto, sin bajarle la mano y con la punta de la muleta. Fue ovacionado.

Llegó el tercer astado con el que Roca Rey supo leerle bien y estar muy bien con el, sacándole tandas con la mano derecha, al intentar sacarle algo por la mano izquierda deslució mucho la faena, pero volvió a meter al público con unas manoletinas pasándose al toro muy cerca. Buena estocada en lo alto y dos orejas.

El cuarto se le escapó al diestro sevillano, pero nos dejó tres obras de arte con el capote toreando a cámara lenta producido por la velocidad que propuso el astado, pero llegó con la muleta y cambió todo. Empezó muy bien bajándole la mano, llamándole de lejos y luego le empezó a atosigar y se acabó el toro. Le dejó irse.

El quinto no dio opción alguna a Roca Rey. Lo intentó por todos los medios pero el astado de Núñez del Cuvillo no dio para más…El sexto tampoco dio mucho juego a Pablo Aguado pero viendo que se le escapaba la tarde decidió entrar a matar con todo, siendo prendido y recibiendo una cornada grave.

Aprovechar estas líneas para, desde la Revista TauroMadrid, desear una pronta recuperación al subalterno Juan José Domínguez y al maestro Pablo Aguado.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Palacio Vistalegre (Madrid). Toros de Vegahermosa (1º), Jandilla (2º), Garcigrande (3º y 4º) y Núñez del Cuvillo (5º y 6º).

Roca Rey: Ovación, dos orejas y silencio.

Pablo Aguado: Silencio, ovación y ovación.

Foto de portada: Chechu González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *