LA CONTRACRÓNICA: Nos puso de acuerdo a todos

Alejandro Sánchez
Sigue nuestro canal de Telegram, donde subimos todas las noticias para que estés al tanto de toda la actualidad taurina: https://t.me/revtauromadrid

¡HAZTE SOCIO PARA QUE PODAMOS SEGUIR HACIENDO CONTENIDO! Si consideras que realizamos una labor importante defendiendo y difundiendo la tauromaquia, considera apoyarnos para que realicemos el mejor contenido posible. Puedes hacerlo aquí: ¡Hazte socio/a!


Nos puso a todos de acuerdo. O al menos a la mayoría de los que tuvimos que aguantar el sofocante calor que azotaba Las Ventas este domingo 4 de julio. Porque si el cartel rezaba extraordinaria, en el albero también se vio algo similar. Extraordinario. La corrida de Victoriano del Río, propicia, astifina, y bien presentada, es la invitada al mano a mano extremeño entre Antonio Ferrera y Emilio de Justo. La tarde comenzó a las 19:00 horas cuando marcaba el reloj de la plaza. Y ya hubo lío desde el principio.

Las líneas que delimitaban las rayas de picar se borraron, dice fruto del viento y el regar la plaza. Pensábamos que iban a pintarlas una vez se finalizara el paseíllo, pero no. Comenzaron las protestas, mientras que Ferrera, en director de lidia, tranquilizaba al personal, pidiendo que acudieran a pintarlas. Poco o nada le importaron las rayas cuando sacó al caballo de picar a los medios para picar a un manso en varas que hizo de primero. Acudió raudo al encuentro en los medios y empujó. Volvió a probarlo en el lugar donde se tiene que realizar la suerte, en la contraquerencia. De nuevo, manseó. La parafernalia de Ferrera daba comienzo, tuvo variedad como en aquella encerrona, pero las cosas no salieron.

No acompañó la espada en toda la tarde. ¡Qué cruz! Precisamente donde falló estrepitosamente. En Madrid no gustó el hecho de matar de la manera en que lo hace. Se fue crítico con esa manera. Feos fueron los espadazos. Todo lo contrario al oponente, Emilio de Justo, que dio tres estocadas a la primera, cada una a su manera. Por ejemplo, la del sexto quedó delantera. Pero hasta la bola. Y si algo tuvo la tarde, la del cacereño, fue que nos puso a todos de acuerdo. Le salga el toro que le salga. Fueron los tres muy diferentes, y los tres tuvieron matices. A los tres los entendió a la perfección.

Ya no hay excusas para no verlo en casi todas las ferias. Se lo ha ganado a pulso. Segunda salida a hombros. La primera en 2018 fueron dos estocadas a sus dos toros los que le dieron el triunfo hace casi tres otoños. Hoy, toreando con gusto, y del gusto de MADRID. Así se hace afición y dan ganas de volver a los toros.

Vuelve el silencio

Lo que nos temíamos los aficionados al llegar el 5 de julio, era precisamente esto. ¿Y ahora qué? De momento, no hay anunciado nada para el domingo que viene en una plaza que ya permite hasta 11.000 personas de aforo, lejos de los 6.500 que se han permitido en estos dos festejos extraordinarios. El toro debe seguir, porque MADRID ES PLAZA DE TEMPORADA. Por el bien del mundo del toro, de los jóvenes aspirantes a serlo, y en especial, de los ganaderos, Las Ventas debe seguir dando toros.

Foto de portada: Alejandro Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *