Javier Cortés, herido ayer en Linares, hará el paseíllo en Alcalá de Henares

Redacción

Los toreros están hechos de otra pasta. Eso es bien sabido. Pero aún queda por saber cuál es esa pasta exactamente. Casos como el de Javier Cortés no son normales. El diestro madrileño toreó ayer en la localidad jienense de Linares ante una corrida de Ana Romero. Al entrar a matar al primero cayó herido, no pudiendo continuar. Los rumores de sustitución rápida, puesto que hoy toreaba en Alcalá de Henares, no se hicieron esperar. Sin embargo, todo ha dado una vuelta de tuerca. El torero Javier Cortés ha pedido el alta voluntaria y se dirige camino de Alcalá de Henares para torear ante una seria corrida de Victorino Martín en lo que supone el regreso de los toros a la localidad complutense.

Además, también tiene en el día de mañana un compromiso en la plaza de toros de Colmenar Viejo, del que aún no sabemos si podrá realizar el paseíllo. Todo dependerá de la evolución a lo largo de la tarde de hoy.

El parte médico

Javier Cortés sufre ‘una herida por asta de toro, a nivel superficial, en la zona del glúteo derecho’. Afortunadamente, Cortés no tendría afectación en las asas intestinales, ano ni vasos importantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *