Jaén: Gustó Rubén Pinar y emotiva reaparición de Rafaelillo

Carlos de San Lázaro
Sigue nuestro canal de Telegram, donde subimos todas las noticias para que estés al tanto de toda la actualidad taurina: https://t.me/revtauromadrid

¡HAZTE SOCIO PARA QUE PODAMOS SEGUIR HACIENDO CONTENIDO! Si consideras que realizamos una labor importante defendiendo y difundiendo la tauromaquia, considera apoyarnos para que realicemos el mejor contenido posible. Puedes hacerlo aquí: ¡Hazte socio/a!


Tarde de toros en el Coso de La Alameda (Jaén). Muchas ganas había de volver a disfrutar de una tarde de toros. El lleno estaba asegurado y cumpliendo con las normativas sanitarias la afición cumplió.

Emotivo recibimiento de la afición jiennense a Rafaelillo que aplaudió al murciano con mucho cariño recordando la cornada que sufrió en Pamplona, la cual le apartó por un tiempo de los ruedos iniciando una rehabilitación. Vestido de azul y oro tuvo una faena con sabor agridulce ya que lo intentó y se vieron cosas muy buenas y muy de su sello personal pero no tocó pelo en su primero. Estuvo muy decidido y costó descifrar las embestidas de su oponente que se lo puso muy complicado. En su primero pinchó, pero en su segundo arriesgó y se vieron tandas de naturales que hacían vibrar los cimientos de la plaza por su torería tan clásica como mandan los cánones. Obtuvo premio de consolación cortado una oreja con una estocada mayúscula.

El mejor toro de la tarde lo tuvo Rubén Pinar (lució terno de blanco y plata) que gustó en su faena a Ordenante, quinto de los seis con los que debutaba Victorino Martín en esta plaza. El público pidió el indulto pero la faena culminaría con la falta de tino a la hora de matar. Aunque el diestro manchego no caló profundamente en los tendidos, pudo ofrecer una faena muy intensa aprovechando las condiciones del toro propicias para su lucimiento. Finalmente el presidente sacó el pañuelo que indica la vuelta al ruedo, pero sin saber porque, lo arrastraron camino del matadero sin dejar que el público ovacione al que sería el mejor del festejo. En su primero no consiguió lucirse y su faena pasó desapercibida.

Alberto Lamelas (de lila y oro) no quería defraudar ante sus paisanos en este reto tan importante que debía afrontar. El tercer toro de Victorino, primero de su lote, estuvo muy seguro con arrojo llegando a definir dos series muy  buenas con la derecha. Cortó una oreja tras pinchazo y estocada. En su segundo estuvo voluntarioso pero toreando a lo práctico. Culminó la faena con una floja estocada y dio la vuelta al ruedo.

Nota: Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del coronavirus.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Jaén. Toros de Victorino Martín. El quinto, de nombre, Ordenante, premiado con la vuelta al ruedo.

Rafaelillo: Ovación y oreja.

Rubén Pinar: Silencio y silencio.

Alberto Lamelas: Oreja y vuelta al ruedo.

Foto de portada: Plaza de toros de Jaén (@CosoLaAlameda vía Twitter)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *