Hablamos de toros con Manuel Salmerón Fernández, un viejo conocido por la afición taurina de Cataluña

Carlos de San Lázaro Campos
Sigue nuestro canal de Telegram, donde subimos todas las noticias para que estés al tanto de toda la actualidad taurina: https://t.me/revtauromadrid

¡HAZTE SOCIO PARA QUE PODAMOS SEGUIR HACIENDO CONTENIDO! Si consideras que realizamos una labor importante defendiendo y difundiendo la tauromaquia, considera apoyarnos para que realicemos el mejor contenido posible. Puedes hacerlo aquí: ¡Hazte socio/a!


P: Hábleme de su vida en los ruedos.

R: Nací en Almería y con doce años nos trasladamos como muchas familias a Barcelona, desde muy pequeño tenía afición a los toros pero fue en Barcelona, muy taurina en los años sesenta cuando empecé a frecuentar alguna escuela que ya existían y pronto me puse delante de las becerras en las ganaderías del bajo Ebro.

P: ¿Y de su debut como novillero?

R: Debute en Almería con dieciséis años en un festival con matadores de toros, toreé unas cincuenta novilladas sin picadores entre Cataluña y Baleares, con el debut con picadores apalabrado en Ibiza y la promesa del viejo Balañá, como hacía con los chicos de Cataluña que debutaban, de ponerme con picadores aquella misma temporada, pero decí dejarlo. El sacrificio económico de toda la familia y las dudas de mi capacidad para llegar, decido no continuar.

P: Decidió embarcarse como empresario taurino, cuéntenos.

R: La temporada siguiente comienzo otra andadura de organización de novilladas y boxeo en plazas portátiles, dos años de experiencia fueron suficientes para darme cuenta que no quería hacer lo que se hacía y se sigue haciendo, pedir dinero a los chavales para torear y también decido dejarlo.

P: ¿Y fuera del ámbito taurino que hizo?

R: Encaminé mi vida fuera de los toros y me dediqué al mundo comercial de importantes empresas textiles, donde continúo colaborando con reconocido prestigio después de cincuenta años.

P: A decir verdad nunca abandonó los toros. Cuéntenos su aportación como periodista taurino.

R: Nunca abandoné el toro, pero ya, en temas altruistas, mi vida estaba enfocada en otros menesteres. En Barcelona he podido presenciar unas 1500 corridas de toros o novilladas, hace unos treinta años empecé haciendo prensa taurina colaborando para distintos medios en las plazas de Tarragona y la Monumental, desde entonces colabore con mi amigo Pedro Javier Cáceres por todos los medios y programas que él ha pasado y desde hace unos veinte años, llevamos con mi compañero y amigo el periodista José María Alarcón el programa Tendido 5, único dedicado a los toros que se emite actualmente en Cataluña.

P: ¿Y sobre su paso por la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña?

R: Durante tres legislaturas pertenecí a la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña en los momentos que conseguimos sacar adelante la I.L.P que protegió los toros en toda España.

P: Ahora pasamos a su aportación en la Escuela Taurina de Cataluña, cuéntenos.

R: Y llegó, para mí, lo mas importante, la Escuela Taurina de Cataluña. Se fundó a principios de 1999 y ya entré a formar parte de la directiva, pasé por diferentes cargos, relaciones públicas, director, vicepresidente y desde 2011 presidente, hicimos una fusión con la escuela de Nimes de la que también soy vicepresidente. De nuestra escuela salieron seis matadores de toros y varios banderilleros de prestigio. Después de veintidós años en la escuela y con el consiguiente cansancio decidimos con toda mi junta y los profesores que tendría que haber un relevo, costó, pero la encontramos en la persona de nuestro ex alumno Enrique Guillén, estamos muy satisfechos de su trabajo y como está dirigiendo la escuela. Me declararon presidente de honor de lo cual les estoy muy agradecido y orgulloso.

P: ¿Qué satisfacción a nivel personal ha significado la Escuela Taurina de Cataluña?

R: La escuela me dio muchas satisfacciones, las presentaciones de nuestros alumnos en Madrid, sus triunfos importantes, sus alternativas y en conjunto sus éxitos. Otra de las las satisfacciones es la buena relación con la Fundación del maestro José Tomás y conseguir, aunque modestamente, que desde el año 2011 nos financie.

P: Así, a vuela pluma, mencione algunos momentos inolvidables buenos y otros, mejor para olvidar.

R: La satisfacción del día siguiente que el Constitucional declaró nula la prohibición de los toros en Cataluña, en la Malagueta triunfaba un alumno catalan sin picadores y al anunciarlo por megafonía la ovación fue atronadora y en resumen todos los éxitos de nuestro alumnos. También momentos muy tristes como los días que presencié los debates en el Parlament de Cataluña para prohibir los toros y el día que se prohibieron, momentos muy tristes y de lágrimas contenidas.

Agradecer al gran aficionado D. Manuel Salmerón Fernández que gustosamente me dedicó unos minutos para la entrevista. Desde aquí le envío un enorme abrazo, siempre un placer conocer la vida y sacrificio de cuantos se entregan tiempo y alma por la fiesta taurina.


Publicidad

Foto de portada: Cedido por el entrevistado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *