‘Feriante’ y David de Miranda, broche de oro a la Gira en Ubrique (Cádiz)

CHECHU GONZÁLEZ
Sigue nuestro canal de Telegram, donde subimos todas las noticias para que estés al tanto de toda la actualidad taurina: https://t.me/revtauromadrid

¡HAZTE SOCIO PARA QUE PODAMOS SEGUIR HACIENDO CONTENIDO! Si consideras que realizamos una labor importante defendiendo y difundiendo la tauromaquia, considera apoyarnos para que realicemos el mejor contenido posible. Puedes hacerlo aquí: ¡Hazte socio/a!


La denominada Gira de Reconstrucción, que dio comienzo en Cabra el 24 de septiembre, ha tenido su desenlace con la corrida de hoy en Ubrique (Cádiz). Los toros de hoy son del hierro gaditano de Núñez del Cuvillo, frente a dos toreros como Diego Urdiales y David de Miranda. El riojano se ausentó en la temporada 2020, mientras que el onubense se acarteló en tres ocasiones. Uno de esos fue en territorio madrileño, en el mes de febrero, en Valdemorillo la tarde de Alcurrucén. Dos toreros distintos y dos lotes totalmente diferentes en la tarde de hoy.

El astado que abrió plaza desde el principio salió distraído, salía suelto de los capotazos. El toro que no tuvo fuerza ninguna, al diestro Diego Urdiales se le noto la falta de corridas, ya que con el acero estuvo desatinado. Pinchazos y un pinchazo alto para terminar descabellando. El tercer toro y último para el maestro Diego Urdiales fue un astado que te pedía el carnet desde el principio de la faena de muleta. Se daba la vuelta rápido buscándote sabiendo lo que se dejaba atrás. El riojano estuvo firme con él pero no se le vio cómodo ante la falta de clase del astado. Con los aceros le pasó como en el primer toro, no estuvo atinado. No tuvo nada de suerte con el lote que le tocó. Ovación para el maestro arnedano.

El primer toro para el maestro David de Miranda se apagó nada más salir al dar dos volteretas. Se tuvo que hacer toda la faena dándole tiempo y mimándolo. Una vez que el maestro se quedó con el toro cara a cara lo sacó a los medios con buenos pases por arriba. Con la muleta, mano izquierda, sacó lo bueno que tenía el astado pero la falta de fuerza no hizo que calase en los aficionados allí presentes. Entró en la suerte de matar confiado y le dio una estocada en lo alto. Una oreja para el diestro y la que suponía la primera oreja de la tarde. El último toro de David de Miranda y de la tarde fue, sin duda, el mejor astado de la tarde, por ritmo y por codicia a la hora de embestir. Este toro se encontró con un David de Miranda que es sorprendente que no esté en las grandes ferias, algo incomprensible… En el capote lo llevaron genial tanto el maestro como su cuadrilla. Una vez con la muleta David de Miranda lo volvió a sacar a los medios y le cuajó grandes tandas por ambos pitones, llegando hasta el público. En el primer intento pinchazo arriba, segundo intento, estocada arriba, que le sirve para cortar otra oreja. Feriante pusó el broche de oro al festejo, premiado con la vuelta al ruedo.

Y así la Gira pendiente tocó su final, con el deseo de volver a recuperar las principales ferias taurinas, dejarnos de este tipo de festejos, sin tapujos y dar toros en condiciones, y en todos lados. Por lo pronto, se anuncia una nueva gira para el presente año, con la incógnita de saber de verdad qué va a pasar. Ossa de Montiel será lo más pronto del calendario, el que ha tenido ganas de dar toros, al igual que pasó con Almoguera en su día. Necesitamos gente así en estos tiempos.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Ubrique (Cádiz). Toros de Núñez del Cuvillo. El 4º, de nombre Feriante, premiado con la vuelta al ruedo.

Diego Urdiales: Ovación y ovación.

David de Miranda: Oreja y oreja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *