Un nuevo incumplimiento del pliego: Leganés no tendrá feria taurina

Únete a nuestro canal de Telegram: t.me/revtauromadrid

Leganés no tendrá encierros ni festejos taurinos durante sus fiestas en honor a Nuestra Señora de Butarque en el mes de agosto. Algo que va totalmente en contra del pliego de condiciones de adjudicaciones de La Cubierta, como es conocido el coso taurino. En el artículo 11.17, donde se estipulan los deberes y obligaciones del adjudicatario, se especifica que “el concesionario deberá organizar y realizar como mínimo dos ferias taurinas en las Fiestas Patronales del mes de agosto y San Nicasio, que incluya los encierros tradicionales”. Además, en el punto siguiente, “el concesionario se compromete a cerrar con talanqueras las calles del recorrido de los encierros en el trayecto que fijará la Corporación Municipal”.

Ni rastro de festejos taurinos

En días anteriores se ha presentado el programa de fiestas de agosto. Normalmente, los días de festejos se contaba con encierros matinales. Si acaso, un festejo mayor en horario de tarde. Ahora mismo, en La Nueva Cubierta sí que habría eventos programados, pero no serán taurinos. Habrá conciertos durante varios días, opción que el Ayuntamiento aprovecha para dejar así de nuevo al municipio de Leganés sin toros. El propio pliego indica que el incumplimiento lleva aparejada la “extinción de la concesión y, por tanto, la recuperación para el Ayuntamiento de Leganés del pleno dominio del coso”. El ayuntamiento se intentó recuperar el coso por unos 10 millones de euros, y regresar a manos municipales en solo 18 de los 75 por los que se concedió la explotación. En septiembre de 2017, el entonces alcalde de Leganés, Santiago Llorente, indica que “no hay interés en embargar o rescatar La Cubierta“, cuyo dueño adeuda al Ayuntamiento 400.000€ (en esa época).

El nuevo gestor es Fyl4You, empresa liderada por Francisco Yllana. Esta noticia llega en 2017. La empresa tiene sede en Griñón, y su actividad se dedica a “espectáculos en salas y locales excepto espectáculos taurinos”.

Esperpento año tras año

La historia taurina de Leganés en los últimos años es totalmente irrisorio. Únicamente la empresa Tauroemoción ha salvado los muebles y ha propuesto más festejos en un fin de semana de lo que se han celebrado en los últimos cinco años (parón pandemia mediante). En 2019 no hubo festejos taurinos. Ni se propusieron. De manera rápida y casi a modo de ‘salvar los muebles’, la empresa gestora programó un ‘Humor amarillo‘ y suelta de reses. Incumplimiento total del mismo, ya que ni siquiera hubo encierros. Algo similar pasó en 2018. Hubo tres encierros por las calles y un concurso de recortes, siendo la primera vez desde 1999 que no había una corrida de toros en las fiestas de agosto. De nuevo, se volvió a incumplir la concesión.

Para hablar de años donde la normalidad imperó nos tenemos que remontar hasta 2017. Al menos, en cuanto a lo que se programó. En esta edición de las fiestas se contó con los encierros por las calles, una becerrada de peñas, un concurso de recortes y la última corrida de toros antes de 2021. Se lidiaron toros de Adelaida Rodríguez y Ribera de Campocerrado para Javier Castaño, Juan Bautista y Joaquín Galdós. Sin embargo, un fallo de seguridad obligó a suspender el primer encierro.

Algo similar sucedió varios años atrás. En 2013 el empresario decidió “unilateralmente”, según informó el Ayuntamiento de la localidad, suspender los festejos taurinos minutos antes de dar las 8 de la mañana, momento en el que daba comienzo el encierro. Con la plaza cerrada, y el entonces alcalde tocando a la puerta, los aficionados asistieron atónitos a un hecho insólito en cualquier lugar. Únicamente corrió el primero de los encierros.

Así, como se ve, Leganés es una plaza en la que hay que encontrar la manera de recuperar. Un activo muy importante al sur de la capital, siendo además, epicentro de festejos taurinos en un lugar en la que la tauromaquia está muy tocada. De las localidades que componen el Gran Madrid (por la zona sur), Móstoles y Leganés son los únicos junto a Fuenlabrada que mantienen los festejos taurinos. Getafe, a pesar de tener plaza permanente, no celebra festejos taurinos por el abandono total del consistorio, que ha dejado que la plaza esté en un estado semirruinoso, cerrada desde 2016 (la última feria se celebró en 2013).